Quienes somos Darme de alta en Otra Sociedad
 
X

 
   | Contraseña perdida

Blog de Tina Rodríguez Fernández

¿Estás interesado en tener tu blog educativo? Registrate en Otra Educación

QUE ALEGRIA, VIVIR

image

Qué alegría, vivir 
sintiéndose vivido. 
Rendirse 
a la gran certidumbre, oscuramente, 
de que otro ser, fuera de mí, muy lejos, 
me está viviendo. 
Que cuando los espejos, los espías, 
azogues, almas cortas, aseguran 
que estoy aquí, yo, inmóvil, 
con los ojos cerrados y los labios, 
negándome al amor 
de la luz, de la flor y de los nombres, 
la verdad trasvisible es que camino 
sin mis pasos, con otros, 
allá lejos, y allí 
estoy besando flores, luces, hablo. 
Que hay otro ser por el que miro el mundo 
porque me está queriendo con sus ojos. 
Que hay otra voz con la que digo cosas 
no sospechadas por mi gran silencio; 
y es que también me quiere con su voz. 
La vida —¡qué transporte ya!—, ignorancia 
de lo que son mis actos, que ella hace, 
en que ella vive, doble, suya y mía. 
Y cuando ella me hable 
de un cielo oscuro, de un paisaje blanco, 
recordaré 
estrellas que no vi, que ella miraba, 
y nieve que nevaba allá en su cielo. 
Con la extraña delicia de acordarse 
de haber tocado lo que no toqué 
sino con esas manos que no alcanzo 
a coger con las mías, tan distantes. 
Y todo enajenado podrá el cuerpo
descansar, quieto, muerto ya. Morirse 
en la alta confianza 
de que este vivir mío no era sólo 
mi vivir: era el nuestro. Y que me vive 
otro ser por detrás de la no muerte. 

hace 2802 días

RECUERDALO SIEMPRE


Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal.

Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.

Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el

momento oportuno.

Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas.

Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar

debidamente su dulzura.

No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes.

No revuelvas una herida que está cicatrizada.

No rememores dolores y sufrimientos antiguos.

¡Lo que pasó, pasó!

De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia

lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.

Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó.

Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.

No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.

No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar.

No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y

trata de cambiar tú.

Deja que el amor te toque y no te defiendas de él.

Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro

llegue a su tiempo.

No sufras por lo que viene, recuerda que “cada día tiene su propio afán”.

Busca a alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una

persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ella.

Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de

ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.

Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso.

Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti.

Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de

todos los que te rodean.

La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido,

iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se

acercan a nosotros.

Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma,

por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en

tinieblas, serán iluminados por tu luz.

Trabajo es sinónimo de nobleza.

No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida.

El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor.

No existen trabajos humildes.

Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados.

Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño y así te

valorarás a ti mismo.

Dios nos ha creado para realizar un sueño.

Vivamos por él, intentemos alcanzarlo.

Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta de que no podemos,

quizás entonces necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar

un cambio radical en nuestras vidas.

Así, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de

Dios, lo haremos.

No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es

porque sabe que tú puedes con ella.

El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los

obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.

Tú y sólo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de

otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida.

“Que este día sea el mejor de tu vida".

 

MAHATMA GANDHI

image

hace 3084 días

DOS ó TRES SEGUNDOS DE TERNURA


Estoy pasando un bache,

un revés, un agujero,

un no sé qué me ocurre

que ni yo mismo me entiendo...

No me apetece nada,

nada más que estar adentro,

pero no de tu vientre

sino de tus sentimientos.

Quisiera que supieras

que no tengo otro deseo

que estar entre tus brazos

como quien pide consuelo,

sentirte toda mía,

sin lujurias ni misterios,

como siento la sangre

que circula por mi cuerpo.

 

No me hace falta la luna

ni tan siquiera la espuma,

me bastan solamente dos

o tres segundos de ternura.

 

A veces me pregunto

si no me causa respeto

el paso de los años

desgastando nuestros besos

así como el derroche

de algo más que mucho tiempo

sin vernos un instante

más allá de los espejos.

Por eso necesito,

aunque sé que es un exceso,

que tus ojos me digan

algo así como: de acuerdo,

estoy aquí a tu lado

para que no tengas miedo

al miedo de estar solos,

solos en el universo.

 

Luis Eduardo Aute

hace 3093 días

NO TE DETENGAS


No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el dsaliento.

No permitias que nadie te quite el derecho a expresarte,

que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesias

si pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,

nos enseña,

nos convierte en protagonistas

de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:

Tu puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,

porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:

el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

Huye.

"Emito mis alaridos por los techos de este mundo"

dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, 

pero no podemos remar en contra de nostros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.

Vívela intensamente,

sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro

y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes nos precedieron

de nuestors "Poetas muertos",

te ayudan a caminar por la vida

La sociedad de hoy somos nosotros:

Los "poetas vivos",

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ....

 

hace 3103 días

Bonito poema, muy bello y certero. Pero a veces no somos conscientes de estar viviendo nuestra propia vida, sino un empuje de algo, que no sabemos bien que es,  y nos lleva......y nos dejamos llevar, cómo si tuvieramos la seguridad de que nunca vamos a llegar al final...y el final llega. De nosotros dependerá si hemos sabido valorar lo que nos rodea, o por el contrario pasar por la vida, sin dejar huella. Gracias, por el poema. Invita a una reflexión........

Sonia Cuenca Esteve hace 3103 días

TE AMO (como siempre)


Hoy quiero hablar de tu amor, ese que me quitó el sueño en incontables noches, ese que me dio fuerza y refugio en los momentos de tristeza. Ese amor, que estuvo incondicionalmente, que se hizo fuerte y poderoso en mi interior. 
Hoy quiero hablar de ese amor que pocos tienen el lujo de sentir, ese amor que traspasa barreras, obstáculos, costumbres, rutinas, personas, personas y más personas. 
Hoy quiero hablar de ese amor fuera del tiempo, del brillo de sus ojos, de la sutileza del roce, de las caricias plagadas de lujuria, que fue mucho, que fue tanto, tanto hasta desbordarnos, hasta que no parecía real, hasta que comenzamos a cuestionarnos, hasta que no nos alcanzaba, nos molestaba, no asfixiaba y las nuevas opciones revoloteaban como pájaros sin rumbo, pero en constante vuelo sobre nuestro cielo. Cielo que se fue rompiendo poco a poco, que se degradó en partes insignificantes que no llenaban los espacios vacíos.
Silencios incómodos, otros brazos, otras costumbres, otros atardeceres. 
No importa cuanto tiempo pasó, el cielo estaba deshecho, pero inconcluso, atraído por polos opuestos en amplias distancias, debíamos volverlo a armar.... No se realmente si debíamos, pero queríamos... siempre quisimos, una y otra vez, como si no cansara, como si no fuera desgastante recrear la historia, como sino doliera el tiempo marchito, volvemos, siempre volvemos.
Hoy quiero hablar de tu amor, ese que me hace tanto bien como tanto mal, ese amor que odié en varias cartas, en cientos de retazos de mi almohada. Ese amor, que no se acaba, ese amor que traspasa las barreras del olvido, ese amor que nos busca y nos busca. Ese amor que vuelve a encontrarnos más allá de la razón.
Basta con sólo mirarte para entenderlo todo, basta un sólo beso para saber cuál es nuestro lugar en este mundo, basta sentir tu piel, oler tu perfume, darte un abrazo, para olvidarnos del resto. 
No importa cuánto tiempo pase, no importan cuantas personas pasen por tu vida, no importa cuantas despedidas... porque nada de eso es real, tan real como lo que golpea en mi pecho, furor que brota lejos de las razones y los prejuicios, lejos del tiempo, lejos de todo pero cerca de nosotros.
hace 3107 días