Quienes somos Darme de alta en Otra Sociedad
 
X

 
   | Contraseña perdida

CIENCIA Y DEPORTE

Para unirte a este grupo: Registraté en Otra Sociedad

  • Grupo incluido en:
  • deporte
  • ciencia del deporte
  • biomecánica
  • nutrición
  • psicología del deporte
  • medicina del deporte

Comparte algo con el grupo:

 

Sonia Cuenca Esteve escribió:

Acaba de meter un GOOOOL el Barça frente al Milan......

hace 2573 días

El deporte mejora la atención en niños.
Los deportes colectivos, como el fútbol o el baloncesto, son los más adecuados para incrementar el rendimiento cognitivo de los más pequeños. Según una investigación del Instituto Universitario de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV), la práctica continuada y sistemática de actividades físico deportivas ayuda a que los niños tengan una mejor atención: aumenta su rendimiento cognitivo hasta un 25%.hace 2665 días

Más ejercicio a partir de los 40

 "Antes de los 40 años el ejercicio es una prioridad y a partir de los 40 es la prioridad". No crean que la sentencia es demasiado rotunda porque no es así. En este mundo desarrollado en el que el porcentaje de personas mayores que ocupan la pirámide poblacional sigue creciendo es necesario diseñar una estrategia de promoción de la salud que nos lleve a un camino más esperanzador del que muchos otean.

Hasta ahora, cumplir años llevaba inexorablemente emparejado -sobre todo a partir de cierta edad- el rampante declive físico y la enfermedad crónica.

Las palabras anciano o envejecimiento tienen un punto de peyorativas debido probablemente a ese motivo. Hay que darle la vuelta a tanto pesimismo. Y existe una manera, sobre todo en las culturas mediterráneas, que ayuda a cumplir años de en buena forma. Hacer del ejercicio físico la prioridad desde la cuarta década.

Algo tan simple como una hora diaria quemando calorías de forma estructurada es el mejor remedio para disminuir la enorme tasa de enfermedades crónicas que vislumbran los expertos en epidemiología. Un trabajo esta misma semana publicado en la revista JAMA ha vuelto a refrendar la trascendencia de los hábitos de vida saludables.

Leer más +

hace 2708 días

Sonia Cuenca Esteve escribió:
¿Quieren vender Los Angeles Lakers a Pau Gasol? El jugador español espera que el club angelino no acepte las ofertas que van a llegar por él de otros equiposhace 2728 días

Sonia Cuenca Esteve escribió:
ESTIMULAR LAS DEFENSAS A los beneficios del deporte debería sumarse la estimulación del sistema inmunitario en jóvenes y durante la edad infantil. Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California (EE.UU.) ha comprobado que el ejercicio aumenta, en el momento en el que el organismo aún desarrolla las defensas, el número de glóbulos blancos y de células NK ("Natural Killer", células asesinas naturales). Las células NK son un tipo de linfocito que pertenece al sistema inmunitario, circulan en la sangre y defienden al organismo del desarrollo de células cancerígenas y de infecciones causadas por microorganismos como virus, bacterias y parásitos. A pesar de que estudios anteriores ya habían constatado este beneficio en adultos, se cree que el deporte excesivo puede provocar el efecto contrario. El motivo es que se asocia la práctica de ejercicio de alto nivel (deportistas de élite) a niveles bajos de anticuerpos y mayor riesgo de contraer infecciones víricas. Sin embargo, la práctica de un ejercicio moderado fortalece el sistema inmunitario.hace 2743 días

Sonia Cuenca Esteve escribió:
NO TOMARSE A PECHO EL FÚTBOL Las personas que saben que padecen del corazón y que viven de manera muy intensa los encuentros deportivos pueden reducir el riesgo de sufrir un episodio cardiaco si siguen las recomendaciones que la SEC ha emitido en forma de decálogo. Entre ellas, Ramón Bover destaca algunos puntos. Para empezar, los pacientes deben tener bien controlada su tensión arterial, el nivel de colesterol o de azúcar en sangre. Durante el partido, deben levantarse con más frecuencia de lo habitual y pasear para romper la dinámica del estrés continuo. Otras recomendaciones son: evitar beber alcohol, ya que aumenta la presión arterial, y fumar -si bien ambas costumbres deberían evitarse siempre o, al menos, no incrementar su consumo- e intentar mantener la tranquilidad en momentos de máximo estrés y durante las jugadas más importantes, como los momentos de gol y cuando se prevé que no va a ser posible. En caso de tener síntomas, se aconseja no ver estas jugadas. Estos pacientes con factores de riesgo o con enfermedad cardiovascular establecida deben estar expectantes a síntomas como dolor en el pecho y sensación de ahogo o dificultad al respirar, de sobra conocidos por los pacientes. Por esta razón, a las personas que ya se saben vulnerables, "se les aconseja que tengan el número de emergencias a mano", expone el experto. Otra recomendación es intentar verlo desde casa y con familiares, en lugar de hacerlo solo, en un bar o en el campo de fútbol. "El estadio tiene el condicionante de que el estrés del ambiente es mayor, ya que es más difícil desconectar, porque no se puede ir a otra habitación ni realizar otra actividad y hay más tensión emocional porque toda la gente que está en el campo se centra en lo que sucede en él", explica Bover. Ver el partido en un ambiente más familiar resulta menos agresivo que hacerlo en un estadio, además de evitar coger frío, que provocaría problemas en las arterias coronarias de algunas personas, según informa este cardiólogo. En cuanto a la forma de seguirlo, aunque no se dispone de datos sólidos que permitan afirmarlo, puede ser más beneficioso escucharlo por radio que verlo, ya que solo mirarlo aumenta el nivel de estrés. Por último, si se sabe que una persona ya tiene una angina de pecho o ha sufrido otro problema cardiaco atribuible a un evento deportivo -muy poco frecuente y difícil de determinar-, lo recomendable es que evite todas las situaciones que le causen estrés -entre ellas ver un partido- y que siga las medidas preventivas anteriores en caso de que decida verlo, a pesar del riesgo que entraña.hace 2750 días

Sonia Cuenca Esteve escribió:
Personas en riesgo Las personas que ya padecen una enfermedad cardiaca conocida o factores de riesgo cardiovasculares, como los pacientes cardiópatas, las personas diabéticas, hipertensas o fumadoras, deben cuidarse especialmente si se toman "muy a pecho" la celebración de estos eventos, apuntan los cardiólogos españoles. Desde el punto de vista psíquico, los individuos que toleran peor el estrés y la frustración tienen más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco cuando ven, por televisión o en directo, un enfrentamiento deportivo de máxima rivalidad y se implican mucho. Diversos estudios han probado esta asociación entre el visionado de partidos de fútbol de gran tensión y episodios cardiovasculares. Tras el Mundial de Alemania de 2006, médicos alemanes publicaron un estudio en la revista "The New England Journal of Medicine", según el cual, durante la celebración del mundial, los días en que la selección alemana jugaba, las emergencias por motivos cardiacos de los ciudadanos alemanes fueron 2,66 veces superiores a las que se registraron los días en que su selección no jugaba o no había partido. Las emergencias médicas por esta causa fueron 3,6 veces superiores en varones (se triplicaron), 1,8 veces superiores entre las mujeres (se duplicaron), 4,03 veces superiores entre las personas que ya tenían un problema cardiovascular previo y, además, el mayor número de incidencias por causas cardiacas se registró durante las dos horas que siguieron al inicio del encuentro. Las incidencias por episodios cardiacos en hombres tras ver un partido de fútbol se deben, en mayor medida, a que "entre personas de mediana edad, ellos sufren más enfermedad cardiaca que las mujeres, que solo igualan a los hombres cuando tienen 70 u 80 años". La enfermedad vascular y cardiovascular es más frecuente en varones, que tienen más placas grasas y arterioesclerosis, mientras que las mujeres están más protegidas hasta esa edad. Este es el patrón clásico. "También puede ocurrir que entre los hombres haya un mayor número de espectadores", explica Bover.hace 2750 días

Sonia Cuenca Esteve escribió:
¿Por qué se eleva el riesgo cardiaco? Las situaciones de estrés emocional, entre las cuales se incluye ver un partido de fútbol de máxima rivalidad, mantener una discusión acalorada con una persona o un ritmo desenfrenado en el trabajo, conducen al cuerpo humano a elevar la producción de adrenalina. Los niveles aumentados de esta hormona provocan contracciones del corazón más fuertes y rápidas, favorecen un estrechamiento de las arterias e incrementan la presión arterial y la formación de coágulos. Todos estos factores pueden favorecer el ataque cardiaco. Entre los minutos más estresantes para la salud del corazón figuran las jugadas decisivas o de gol, las tandas de penaltis o las decisiones arbitrales injustas "El visionado de un partido de fútbol es un desencadenante del estrés por esfuerzo psíquico. Esto puede conducir a un infarto o una angina de pecho, sobre todo cuando ya hay algún problema subyacente que puede favorecerlo, como tener placas de grasa en las arterias coronarias, que estas se rompan, que se contraigan las arterias y que el corazón, al latir, tenga una mayor demanda de nutrientes y oxígeno", explica Ramón Bover, cardiólogo, coordinador de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, y responsable de la página web de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Otro aspecto que destaca este experto es que la probabilidad de que ocurra un episodio cardiaco está asociada a un grado elevado de estrés, que es mayor cuanto mayor sea la importancia de un partido (una final o una semifinal) y del momento concreto del encuentro. El resultado final no influye tanto en la salud cardiaca como la sucesión de esos momentos críticos. Entre los minutos más estresantes, figuran las jugadas decisivas o de gol, las tandas de penaltis o las decisiones arbitrales injustas. Este compendio de factores "puede generar una tensión psíquica que, a su vez, eleva la tensión arterial, la frecuencia cardiaca y hace más probable que se manifieste la enfermedad coronaria. Cualquier circunstancia durante el evento, que aumente la tensión psíquica y emocional, eleva el riesgo cardiaco en ese momento", explica.hace 2750 días