Quienes somos Darme de alta en Otra Sociedad
 
X

 
   | Contraseña perdida

PALEOANTROPOLOGIA

Para unirte a este grupo: Registraté en Otra Sociedad

  • Grupo incluido en:
  • antropología
  • antropología física
  • paleoantropología
  • fósiles
  • homínidos

Comparte algo con el grupo:

 

Los neandertales casi se extinguieron antes de llegar nuestra especie a Europa. Los científicos sugieren que no resistieron el cambio climático


Los neandertales, que fueron una especie humana específicamente europea, desaparecieron hace unos 30.000 años, mientras que losHomo sapiens se extendieron no solo por el viejo continente sino por todo el planeta, convirtiéndose en la única especie humana actual. Ambas fueron coetáneas durante unos miles de años y debieron tener contacto (sin apenas cruzarse genéticamente). ¿Qué pasó para que una especie se hundiera y la otra proliferara con tanto éxito? Es una de las grandes preguntas de la paleontología que sigue sin respuesta definitiva. Un descubrimiento ahora puede arrojar algo de luz sobre ese misterioso período de la evolución humana europea: los neandertales llegaron casi a la extinción hace unos 50.000 años, desapareciendo de la mayor parte de Europa, antes de que llegara la especie humana actual. Es más, el pequeño núcleo que sobrevivió unos 10.000 años más y que logró extenderse por el centro y oeste del continente, tenía muy poca variabilidad genética, un indicador crucial de la fragilidad de una especie, de riesgo para su supervivencia. A esta conclusión llega un equipo de científicos de Suecia y España que ha analizado ADN de fósiles neandertales. image Ilustración de un joven neandertal. /SONIA CABELLO

Hasta ahora se ha considerado que “la población neandertal en Europa había permanecido estable durante cientos de miles de años, hasta la llegada de los humanos modernos; y ahora ha de ser revisado este punto de vista”, explican los investigadores del Centro de Evolución y Comportamiento Humanos (Instituto de Salud Carlos III) dirigido por el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, que han realizado esta investigación junto con sus colegas del Museo Sueco de Historia Natural y de la Universidad de Uppsala. Ellos presentan su hallazgo en la revista Molecular Biology and Evolution.

“El hecho de que los neandertales de Europa casi se extinguieran para luego recuperarse, y que todo eso sucediera mucho antes de que tuvieran contacto con los humanos modernos fue una sorpresa completa para nosotros, ya que indica que los neandertales pudieron ser más sensibles a los dramáticos cambios climáticos que ocurrieron durante la última edad del hielo de lo que se pensó previamente”, señala el investigador sueco Love Dalén.

Los neandertales (Homo H. neanderthalensis) eran específicamente europeos, “una de las pocas especies de homínidos que evolucionaron fuera de África”, escriben los investigadores en su artículo. Se extendieron por el oeste hasta Siberia, donde se han encontrado restos. Tenían un cerebro grande, una cultura notable, dominaban el fuego y enterraban a sus muertos. Eran descendientes de los preneandertales, como los individuos de la Sima de los Huesos de Atapuerca, de hace casi 500.000 años, y existieron hasta hace unos 30.000. ¿Qué les pasó?

Dalén, Arsuaga, Anders Götherström y sus colegas han analizado el ADN antiguo de fósiles de 13 individuos neandertales, incluido uno descubierto en Valdegoba (Burgos) de hace 48.500 años y han descubierto que la variabilidad genética de los individuos anteriores a 50.000 años es muy superior (hasta seis veces mayor) a la de los posteriores a esa fecha. A modo de comparación, explican los investigadores, los neandertales antiguos tenían una diversidad comparable a los humanos modernos, mientras que la variedad de genes de los posteriores, los más recientes, era inferior incluso a la de los humanos modernos de Islandia.

Los científicos no tienen una respuesta definitiva acerca de la causa de la extinción de los neandertales

¿Cómo se interpreta esto? Los análisis genéticos y los modelos de población indican que los neandertales prácticamente se extinguieron hace unos 50.000 años y la población residual muy mermada se difundió luego por parte de Europa. Los biólogos saben que, con rarísimas excepciones, una especie que tiene poca variabilidad genética está condenada sobre todo por dos motivos. Por una lado, acumulará defectos genéticos nocivos, por otro, tendrá menos variantes genéticas a las que la evolución puede recurrir para adaptarse a situaciones cambiantes.

Los científicos no tienen una respuesta definitiva acerca de la causa de la extinción de los neandertales, y las hipótesis se van sucediendo a medida que se cuenta con más datos. Una idea en boga es que los neandertales estarían especialmente adaptados a las condiciones de bosque y serían cazadores de proximidad a sus presas, a las que alcanzarían con armas cortas. Los humanos modernos, sin embargo, procedían de terrenos africanos más abiertos y cazarían a mayor distancia. Cuando cambió el entorno y el bosque se fue abriendo, los neandertales quedarían en condiciones cada vez peores para su supervivencia.

Leer más +

hace 2480 días

Los restos fósiles más antiguos de nuestra especie en Europa tienen unos 45.000 años

Nuevas dataciones realizadas en piezas dentales halladas en Italia y en el Reino Unido aportan pistas sobre la coexistencia de los humanos modernos y los neandertales.

Unas cuantas piezas dentales procedentes de dos yacimientos, uno en el sur de Italia y otro en el Reino Unido, descubiertas hace años pero datadas de nuevo ahora con técnicas avanzadas, se han convertido en los restos de la especie humana moderna más antiguos que se conocen. Los de Italia tienen entre 45.000 y 43.000 años. Además, estos dientes se clasificaban hasta ahora como neandertales y, como están asociados a restos de una cultura de piezas de adorno personal, se venía adjudicando ciertas características cognitivas de aquella especie desaparecida cuando ahora se ha visto que en realidad son fósiles de la humanidad moderna, nuestros antepasados directos. "Los resultados aportan pruebas fósiles de un período más largo [de lo que se creía] de coexistencia en Europa entre neandertales y humanos modernos", escriben Stefano Benazzi (Universidad de Viena) y sus colaboradores en su artículo publicado en la revistaNature. Otro equipo, liderado por Tom Higham (Universidad de Oxford), presenta los análisis de las piezas dentales británicas, ligeramente más modernas. El período en la prehistoria europea en que los neandertales fueron sustituidos por los Homo sapiens sapiens es uno de los más controvertidos y misteriosos que abordan los paleoantropólogos, puesto que en el plazo de unos pocos miles de años los primeros fueron sustituidos en el territorio (hasta extinguirse hace casi 30.000 años) por los segundos. Y no se ha identificado una causa determinante de esta sustitución y desaparición de una de las especies. En este escenario, los descubrimientos presentados ahora acerca de los restos más antiguos de la especie moderna no aclaran definitivamente las incógnitas, pero determinan quién es quién -y cuándo- en yacimientos clave, y ayudan a ir comprendiendo aquellos oscuros procesos.

Hasta ahora se consideraba documentada la presencia de la humanidad moderna en Europa hace entre 44.000 y 42.000 años, pero exclusivamente por vestigios como objetos hechos por nuestros antepasados y no por los neandertales. Sin embargo, los restos fósiles más antiguos tendrían entre 41.000 y 39.000 años. Por ello, Benazzi y su grupo afirman que, al determinar ahora una edad de entre 45.000 a 43.000 años para las piezas del sur de Italia, estas se convierten en "los restos humanos anatómicos modernos más antiguos que se conocen en Europa", confirmando una rápida dispersión de la especie en el continente antes de la desaparición de los neandertales.

Leer más + 

hace 2594 días

Muy interesante este tema . Yo me pregunto a colación de estos hallazgos ¿ Cómo sabrán de nosotros en un futuro , si llega .....cómo nosotros sabemos de ellos , si no tendrán ningún resto ? .... a modo de chiste  ..." Por el disco duro del ordenador  " ..... porque de otro modo lo veo muy difícil .....

Sonia Cuenca Esteve hace 2594 días

Ocre para pintar de hace 100.000 años. Descubierto en Suráfrica un lugar donde los hombres prehistóricos preparaban colores

Descubierto en Suráfrica un lugar donde los hombres prehistóricos preparaban colores, aunque no se sabe con qué fin.

Unos arqueólogos han encontrado en Suráfrica un yacimiento que parece el más antiguo taller de pintura que se conoce. Tiene unos 100.000 años y en él hay restos de ocre, un color preparado y utilizado desde tiempos remotos, en dos conchas que serían recipientes, así como martillos y piedras de moler, lo que indica que allí, algunos hombres prehistóricos preparaban y almacenaban este color. El hallazgo tiene implicaciones importantes porque, como señalan los científicos, la capacidad de fabricar y planificar el almacenamiento representa un avance cualitativo en el proceso cognitivo humano. En cuanto al uso de ese ocre de la cueva de Blombos, cerca de Ciudad del Cabo, los arqueólogos no tiene certeza, pero igual pudo servir para decorarse -o protegerse- el cuerpo o incluso hacer algún dibujo. No hay, por el momento, rastros que den una pista al respecto. La utilización más antigua del ocre conocida hasta ahora databa de hace 60.000 años.

El ocre se hace con polvo de tierra o de roca que contiene óxidos rojizos o amarillentos. Chistopher S. Henshilwood (investigador de la Universidad de Bergen, en Noruega, y de la de Witwatersrand, de Johanesburgo) y sus colegas descubrieron, en 2008, el conjunto de instrumentos e ingredientes para fabricar este pigmento y almacenarlo, así como restos del producto. En el taller de la cueva de Blombos encontraron martillos, piedras de moler y dos conchas marinas que seguramente servían para almacenar el ocre.

"Creemos que el proceso de fabricación incluía el raspado de trozos de ocre [una variedad de arcilla] sobre lajas de cuarcita para producir un polvo rojizo fino y los granitos de ocre se machacarían con martillos y piedras de moler antes de combinarlos con huesos de mamífero calentados y machacados, carbón, arena y un líquido; al mezcla se metería en las conchas marinas para agitarla. Es probable que se utilizara un hueso para hacer la mezcla y extraerla de la concha", explica Henshilwood en un comunicado de la Universidad de Witwatersrand. Los científicos han sacado muestras del ocre así como de los sedimentos de cuarzo para hacer dataciones con diversos métodos.

Algunos de los artefactos encontrados en este primitivo taller fueron reutilizados, lo que indica que el proceso de producción se repetía. Por ejemplo, en una de las piedras de moler hay restos de haber sido utilizada primero para preparar polvo amarillento y después reutilizada para ocre. Las piezas y restos están, como dicen los científicos, in situ, es decir, que se utilizaron allí mismo, un lugar donde se producían estos colores y que luego fue abandonado. La cueva de Blombos está situada en la costa, a unos 300 kilómetros al este de Ciudad del Cabo, explican los investigadores en su artículo, publicado en la revista Science.

Leer más +

hace 2611 días

Nuevos estudios de unos homínidos replantean la línea evolutiva humana
Los Australopithecus sediba, unos homínidos africanos de hace casi dos millones de años, muestran una combinación tal de rasgos simiescos y humanos primitivos en sus esqueletos que los paleontólogos están desconcertados: para unos, son la especie de transición entre los homínidos más remotos y el linaje homo, nuestros antepasados; para otros son unos homínidos muy interesantes para conocer la evolución humana, pero no tienen que estar necesariamente en la nuestra línea evolutiva. A dos de los esqueletos parciales de A. sediba descubiertos cerca de Johanesburgo en 2008 y presentados el año pasado, se añaden ahora unos fósiles más de cráneo, pelvis, manos y pies, junto con estudios más profundos y completos de las piezas, incluyendo una datación que precisa su edad en 1,97 millones de años. Hasta ahora se consideraba que el H. habilis, de hace 1,9 millones de años, sería el ancestro del Homo erectus, ya claramente en la línea evolutiva humana. Con los fósiles de A. sediba hallados, los paleontólogos tienen la mano de un homínido más completa hallada hasta ahora de esta antigüedad, así como una de la pelvis más completa. Un equipo que investiga estas piezas rescatadas en el yacimiento de Malapa presenta hoy sus avances en varios artículos publicados en la revista Science. "Los muchos rasgos avanzados descubiertos en el cerebro y el cuerpo, junto con su antigüedad, hacen de A. sediba el mejor candidato a ser el ancestro de nuestro género, el homo, mejor que descubrimientos precedentes como Homo habilis", afirma el líder del equipo, Lee Berger, de la Universidad de Witwatersrand (Sudáfrica). El cráneo de A. sediba debió de alojar un cerebro pequeño, como el de un mono, pero el cerebro no fosiliza, así que los científicos han recurrido a técnicas avanzadas de escáner y moldes para obtener información, y concluyen que, por algunos rasgos, se estaba ya produciendo en ellos alguna forma de reorganización neuronal. Las manos son una mezcla de características. Por un lado parece la de un mono hábil para trepar y desplazarse por los árboles. Pero tiene ya alguna característica de la humana, como el dedo gordo alargado capaz de agarrar herramientas y utilizarlas con precisión. La locomoción bípeda se remonta a cuatro millones de años, pero los homínidos primitivos pudieron combinarla con la vida más o menos esporádica en los árboles. También los pies y tobillos de A. sediba combinan rasgos simiescos y humanos. Leer más en http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Nuevos/estudios/hominidos/replantean/linea/evolutiva/humana/elpepusoc/20110909elpepisoc_7/Teshace 2648 días

Es muy interesante . Me gustan estos temas . Muchas gracias por la aportación .

Sonia Cuenca Esteve hace 2648 días

El primer antepasado del hombre: El Australopithecus sediba
El Australopithecus sediba, un homínido de más de 1,9 millones de años descubierto en África, ya era capaz de fabricar herramientas, caminaba como un humano y tenía una combinación única de rasgos muy avanzados. Puede ser el antecesor directo del Homo erectus. Hace poco más de un año, la prestigiosa revista Science publicaba un sorprendente hallazgo paleontológico. Se trataba de un homínido desconocido, el Australopithecus sediba, que vivió hace unos 2 millones de años en África y que, según sus descubridores, científicos de la universidad sudafricana de Witwatersrand, podía arrojar nueva luz sobre los orígenes del hombre actual. Los restos fósiles presentados entonces correspondían a un varón de entre 10 y 13 años y a una hembra cerca de la treintena que murieron al caer al fondo de una cueva al mismo tiempo o con unas semanas de diferencia. Ahora, cinco estudios diferentes publicados en la misma revista describen nuevos detalles sobre la anatomía de este antiguo homínido, hallazgos que incluso ponen en duda algunas de las teorías más asentadas sobre la evolución humana. Las investigaciones dejan claro que el sediba tenía rasgos primitivos, como, por ejemplo, un cerebro pequeño, pero también otros muy similares a los humanos, como una pelvis evolutivamente muy avanzada y unas manos «diseñadas» para fabricar herramientas. También caminaba como cualquiera de nosotros. Por esta mezcla de rasgos, los científicos creen que, como sospechaban cuando desenterraron los restos, nos encontramos ante el mejor candidato a antepasado del género Homo, el nuestro. Las nuevas investigaciones incluyen la descripción más completa jamás realizada de la mano de un homínido temprano, la pelvis más completa jamás descubierta, el escáner de alta resolución más preciso de un cráneo nunca realizado y nuevas piezas del pie y el tobillo. El Australopithecus sediba ha sido examinado de arriba a abajo por más de 80 científicos de todo el mundo. Leer más en http://www.abc.es/20110908/ciencia/abci-primer-antepasado-hombre-201109081118.htmlhace 2649 días

Los seres humanos modernos tuvieron sexo con distintos homínidos primitivos
No solo se cruzaron con neandertales, también pudieron relacionarse con otras formas ancestrales del género homo antes de salir de África. Las relaciones «íntimas» entre seres humanos modernos y neandertales están bien documentadas. Ocurrieron hace unos 65.000 años, cuando ambos linajes ya habían emigrado a Europa. Los encuentros dejaron como fruto una huella imborrable que se encuentra en el 2% del genoma de todos los Homo sapiens del planeta, a excepción de los africanos. Incluso dicen que reforzó nuestro sistema inmunológico. Pero, ese sexo entre «especies» pudo haber sido más.... variado. Y haber ocurrido antes. Una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Arizona sugiere que, ya antes de salir de África, los humanos anatómicamente modernos pudieron haberse cruzado no solo con los famosos artistas de las pinturas rupestres, sino también con otras formas ancestrales del género Homo, como el Homo erectus o el Homo habilis. En el caso de los neandertales, anteriores estudios elaborados con ADN de huesos de neandertal señalan que el mestizaje se produjo después de que los humanos modernos emigraran de su patria africana hacia los parajes más frescos de Euroasia. Si algo semejante había sucedido antes en África resultaba un misterio. Sin embargo, en un artículo publicado en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), el equipo dirigido por el investigador Michael Hammer cree que es muy posible que, en efecto, estos encuentros comenzaran en la cuna de la humanidad. «Hemos encontrado pruebas de hibridación entre humanos modernos y formas arcaicas en África. Parece que nuestro linaje ha estado siempre intercambiando genes con sus vecinos morfológicamente distintos», dice Hammer. En el caso de los neandertales, los avances en biología molecular permitieron confirmar este cruce gracias al ADN, pero, por desgracia, en los climas tropicales es prácticamente imposible encontrar muestras tan antiguas, así que el método empleado por los científicos para su investigación fue muy distinto. «No podemos mirar directamente un ADN de 40.000 años y hacer una comparación directa», explica Hammer. Para superar este obstáculo, el equipo siguió un método de cálculo y estadística. «Nos fijamos en el ADN de humanos modernos que pertenecen a poblaciones africanas y buscamos regiones inusuales en el genoma», señala el investigador. Para ello, fueron secuenciadas vastas regiones del genoma de muestras tomadas en seis poblaciones diferentes que viven hoy día en África, especialmente en los grupo subsaharianosMandenka, Biaka y San. «Descubrimos tres regiones genéticas diferentes que se ajustan a los criterios del ADN arcaico todavía presentes en los genomas de los subsaharianos. Curiosamente, esta firma fue más fuerte en las poblaciones de África central», dice Hammer. Algunos de ellos pertenecen a comunidades pigmeas. Leer más en http://www.abc.es/20110905/ciencia/abci-seres-humanos-modernos-tuvieron-201109051256.htmlhace 2652 días

Herramientas de piedra africanas de hace 1,76 millones de años
Unos científicos datan con precisión una colección de piezas asociadas al 'Homo erectus' Las herramientas de piedra más antiguas que se han encontrado hasta ahora son simples lascas afiladas obtenidas al golpear de un núcleo de piedra. Son del estilo denominado olduvayense y las más antiguas son africanas y tiene 2,5 millones de años. Esta tecnología fue sustituida por otra notablemente más avanzada, la achelense, con las típicas hachas bifaces con forma ovalada o de perla. Unos científicos han logrado ahora datar en 1,76 millones de años el yacimiento donde fueron encontradas hace unos años, cerca del lago Turkana (Kenia), unas piezas achelenses, lo que significa que son las más antiguas de esta tecnología, de 350.000 antes que las que tenían el récord precedene. La tecnología Achelense se asociada al Homo erectus, el primer homínido que salió de África hace en torno a un millón de años. El investigador Christopher J. Lepre y sus colegas presentan en la revista Nature las dataciones de este yacimiento de Kokiselei -4, en la zona occidental del lago Turkana, con hachas achelenses, en el que se han encontrado también piezas de la tecnología más antigua, la olduvayense. El modo Acheulense "probablemente se originó en África y se extendió hacia Europa y Asia, tal vez tan pronto como hace un millón de años", escriben los investigadores en su artículo. "Se cree que el origen del achelense coincidió directamente con grandes cambios en la evolución del cerebro humano, permitiendo un avanzado desarrollo tecnológico". El hecho de que aparezcan piezas de achelense y de olduvayense en un mismo lugar, consideran los investigadores, sugieren que las de tecnología más avanzada o bien fueron importadas de otro lugar por ahora sin identificar, o fueron desarrolladas por homínidos olduvayenses que vivían en esa zona de la actual Kenia. La nueva datación además, tiene implicaciones en las hipótesis sobre la salida de África de nuestros antepasados remotos. "Dado que los yacimientos más antiguos de homínidos fuera de África o carecen de herramientas de piedra o son del estilo más simple olduvayense, el descubrimiento y las investigaciones de Lepre y sus colegas implica que los primeros grupos de homínidos que salieron de África no tenían aún la tecnología auchelense, pese a que ya existía", explican los expertos de Nature. Leer más en http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Herramientas/piedra/africanas/hace/176/millones/anos/elpepusoccie/20110902elpepusoc_10/Teshace 2652 días

El homo erectus, el primer cocinero del mundo
El procesamiento de los alimentos se originó después de la separación de humanos y chimpancés. Para el ser humano, cocinar los alimentos resulta una práctica fundamental. Nuestros ancestros que por primera vez procesaron la comida lograron con ello ventajas fundamentales para su supervivencia y el mantenimiento de la salud. Pero, ¿cuál fue el primero de los cocineros? Una nueva investigación de la Universidad de Harvard, publicada en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias, sugiere que los homínidos extintos de la especie Homo erectus, que se desarrolló hace unos 1,9 millones de años, pueden ponerse la medalla. Al parecer, ya cocinaban y procesaban sus alimentos. Los investigadores, dirigidos por Chris Organ, creen que los seres humanos pasaríamos el 48% del día comiendo si fuéramos primates ordinarios, cuando el porcentaje real que dedicamos a alimentarnos diariamente es más o menos el 5%. En un análisis comparativo de primates no humanos, humanos modernos y 14 homínidos extintos, el equipo analizó el tamaño molar, la masa corporal, el ADN y otras características para determinar cuando comenzón el patrón de reducción de los tiempos dedicados a comer. De esta forma, encontraron que el Homo erectus, los neandertales y el Homo sapiens desarrollaron molares más pequeños en comparación con otros primates -un cambio no explicable por la evolución general del maxilar y la cabeza de estas especies-. Lo que ocurrió es que la práctica de procesar alimentos con herramientas o con el fuego suavizó los comestibles y, por lo tanto, permitió el desarrollo de molares más pequeños. Con ello se redujo el tiempo destinado a comer. La investigación sugiere que el procesamiento de alimentos se originó después de la separación entre humanos y chimpancés, y antes del Homo erectus. La teoría encuentra sentido a los pequeños dientes, las mandíbulas y las tripas de los humanos modernos, y la importancia universal que la cocina ha jugado en las culturas a lo largo de la historia. Leer más en http://www.abc.es/20110822/ciencia/abci-homo-erectus-primer-cocinero-201108221438.htmlhace 2662 días