Quienes somos Darme de alta en Otra Sociedad
 
X

 
   | Contraseña perdida

VIVIR MIS NECESIDADES ESPECIALES. FORTALEZA, VALOR, TENACIDAD

Para unirte a este grupo: Registraté en Otra Sociedad

  • Grupo incluido en:
  • necesidades especiales
  • disfunciones
  • minusvalías

Comparte algo con el grupo:

 

Niños con autismo que hablan, leen y escriben

Niños con autismo que hablan, leen y escriben. 50.000 menores padecen autismo en España.- Más del 40% de los pacientes que se someten a una terapia individualizada en condiciones adecuadas alcanza funcionamiento social.

En España 50.000 menores padecen autismo, "uno de cada 110, por lo que se ha convertido en un problema de salud nacional en muchos países. En algunos casos se considera una epidemia", asegura Miguel Palacios, padre de un niño con esta discapacidad. En los últimos años se ha detectado un aumento en los casos, posiblemente por "una mayor precisión de los instrumentos diagnósticos", informan desde la Confederación de Autismo española. La demanda de un tratamiento efectivo por parte de los padres hace que aparezcan nuevos métodos de intervención.

Proveniente de Estados Unidos -donde existe desde hace 30 años-, está llegando a España unnuevo tratamiento para el trastorno del espectro autista: la intervención CABAS, Comprehensive Application of Behavior Analysis to Schooling-, marca registrada por el Profesor Douglas Greer de la universidad de Columbia, Nueva York, y basado en el análisis de la conducta. "El apego es, en esta metodología, la primera piedra del aprendizaje. Es algo nuevo que hemos descubierto no hace más de cinco años. Lo revolucionario es que hemos conseguido proporcionar al niño con TEA lo mismo que tienen todos los demás niños al nacer", explica Luis Antonio Pérez-González, profesor de la Universidad de Oviedo e investigador de este método. El infante es capaz de reconocer la voz de su madre, familia y personas externas de forma natural y sin reforzadores: "El ejercicio es sencillo, el niño se tumba y las profesoras y los padres se acercan con cariño, por ejemplo haciéndole muecas. Unos tardan más que otros". Una vez conseguido este paso los siguientes niveles de aprendizaje son mucho más fáciles para el niño, e incluso algunos llegan a alcanzar niveles de funcionamiento social, desarrollo del lenguaje e intereses correspondientes a los demás de su edad, "por lo que dejan de ser considerados niños con autismo". Julia Folch Schulz, profesora universitaria de Fundamentos Biológicos del comportamiento, Psicología Comparada y Psicofisiología en Segovia opina que "más que un método es un tipo de intervención, porque no indica una estrategia concreta para ponerlo en marcha (por ejemplo, no dice que hay que utilizar imágenes, signos, etc.), sino que busca aquella estrategia que ya existe y que pueda ser la mejor para el niño en particular que estemos considerando".

Leer más +

 

hace 2809 días

Buenas tardes. Yo conozco personas autistas, que no tiene nada que ver entre, un comportamiento ú otro, e incluso días que están muy activos y otros muy cerrados en sí mismos. ¿ Es normal que sea tan diferenciada la actuación ?. ¿ Es que hay distintos tipos de autismo ?. La verdad es que no sé mucho sobre este tema. Lo que si es cierto, es que cada vez aparecen más casos, o que hay más conocimiento sobre este tema, por cierto muy interesante. Gracias.

Sonia Cuenca Esteve hace 2808 días

Los hijos invidentes de una pareja de ancianos con alzhéimer luchan desde hace años contra las denegaciones de ayuda de las Administraciones locales

Los hijos invidentes de una pareja de ancianos con alzhéimer luchan desde hace años contra las denegaciones de ayuda de las Administraciones locales. Eugenio y Lola son vecinos de San Blas y tienen alzhéimer. La enfermedad les resta autonomía día a día desde 2006. Son dos ancianos. Tienen 81 y 76 años. Ya casi no se valen por sí mismos. A veces sus hijos se los encuentran en la cocina picoteando jamón de York a las cinco de la tarde. Se les olvidan las horas de las comidas. No tienen conciencia del tiempo. Tampoco saben donde están los cacharros en la cocina o dónde acaban de dejar la sal. Tienen la memoria a corto plazo llena de cortocircuitos. De huecos inmediatos que les dejan la mente en blanco. 

Lola empieza a sufrir de incontinencia. También tiene la movilidad cada día más reducida y muchos problemas en las rodillas. Eugenio, alto y delgado, se conserva bien físicamente, pero la cabeza cada día le mantiene más lejos de la realidad y ya apenas sale a la calle.

La Administración, el Ayuntamiento, les ha facilitado una cuidadora media hora por las mañanas para vestir y limpiar a cada uno de los dos ancianos y otra que va una hora y media por las noches para hacerles la cena. Entre medias, un centro de día. Y los cuidados de sus hijos. Pero sus hijos tienen algunas dificultades para hacerse cargo de ellos. Problemas que van más allá de sus horarios laborales o la atención a sus propias familias. Sus hijos padecen retinosis degenerativa. Sus hijos, desde niños, son ciegos. No ven más que luces y contornos. Nada más. Otra hermana, que sí ve perfectamente, está diagnosticada de fibromialgia.Eugenio hijo tiene 41 años. Trabaja cerca del domicilio de sus padres para poderse escapar en caso de necesidad. Estudió Ciencias de la Comunicación y, según su padre, que muestra orgulloso varias fotos de su hijo junto al Rey, "no tiene vista, pero sí una cabeza muy bien amueblada". Un discurso bien hilado que le sirve a Eugenio para describir un calvario burocrático que está encallado desde el año 2008, aunque de vez en cuando emerge con "algún sobresalto". Ahora tiene presentados varios recursos pidiendo nuevas valoraciones para su madre, la más deteriorada de la pareja. "No podemos darles nosotros las pastillas ni limpiarles bien y cambiar los pañales", explica Eugenio hijo. "Es un lío porque no distinguimos los colores de los medicamentos y tampoco los restos de las deposiciones", comenta junto a sus padres, que se ríen.

Lola se queda encajada en el sofá. Lo han rebajado para que pueda levantarse y sentarse con más facilidad. Cuando coge el teléfono, en seguida se lo pasa a su marido. No recuerda los recados más inmediatos. Y lo sabe. Se da cuenta de que su cabeza ya no es capaz de retener nada. También de que apenas puede vestirse sin ayuda y a veces los botones se le descuadran o no recuerda abrocharse. Eugenio y Lola viven en una casa con la entrada muy estrecha y bajita. Es blanca y está encalada. Una vez atravesado el umbral hay tres tramos de escaleras empinadas. Imposible poner un ascensor. Las personas encargadas de trasladarlos todos los días los recogen en la puerta de la calle. Pero no siempre consiguen llegar hasta allí. Entonces pasan todo el día en su casa.

Leer más +

 

hace 2853 días

Los niños con necesidades especiales no están enfermos

Los niños con necesidades especiales no están enfermos. Ellos sólo quieren lo que todos quieren: ser aceptados. ¿Puedo hacer una petición? ¿Hay alguien dispuesto a publicar esto y dejarlo en su muro al menos una hora? Es la semana de Educación Especial y esto es en honor de todos los niños que nacieron de una manera única. Nunca se entiende una situación hasta que nos enfrentamos con ella... (Esperanza Gutierrez)

hace 2870 días

Por supuesto Esperanza que lo pongo el tiempo que sea necesario....Es un placer.

Sonia Cuenca Esteve hace 2870 días