Quienes somos Darme de alta en Otra Sociedad
 
X

 
   | Contraseña perdida

PALEONTOLOGÍA

Para unirte a este grupo: Registraté en Otra Sociedad

Comparte algo con el grupo:

 

Hallan la madriguera de un descomunal kraken prehistórico.

Mucho antes de las ballenas, los océanos de la Tierra fueron recorridas por un tipo muy diferente de monstruos marinos que también respiraron aire. Los ictiosauros de dientes irregulares, de un tamaño parecido a un autobús, se encontraban en la parte superior de la cadena alimentaria del periodo Triásico, o al menos eso parecía antes de que el paleontólogo Mark McMenamin, del Mount Holyoke College, examinará restos hallados en Nevada.

Ahora, piensa que había otros monstruos marinos más grandes y más astutos que se aprovechaban de los ictiosaurios: un kraken de proporciones mitológicas que habría hecho al capitán Nemo salir corriendo hacia tierra firme. McMenamin acaba de presentar los resultados de su trabajo en la reunión anual de la Geological Society of America en Minneapolis, que informa del hallazgo en su web.

La evidencia se encuentra en el Berlín-Ichthyosaur State Park en Nevada, donde McMenamin y su hija pasaron unos días este verano. Es un lugar donde pueden encontrarse restos de ictiosaurios de la especie Shonisaurus popularis, que medían unos 14 metros. Estos fueron la contraparte del Triásico al actual cachalote devorador de calamares gigantes. Sin embargo, estos fósiles de Nevada tienen una larga historia de investigadores que quedaron desconcertados con sus hallazgos, como el mayor experto en este yacimiento: Charles Lewis Camp, de la UC en Berkeley.

“Camp quedó desconcertado por estos fósiles en la década de 1950″, dijo McMenamin. “En sus artículos insiste refiriéndose a lo peculiar que es este sitio. Estamos de acuerdo, es peculiar”.

Restos en aguas profundas

Su interpretación era que los fósiles probablemente representaban la muerte tras un varamiento accidental o por una floración de plancton tóxico. Pero nadie había sido capaz de demostrar que los animales murieron en aguas poco profundas. De hecho el trabajo más reciente sobre las rocas alrededor de los fósiles sugieren que fue un ambiente de aguas profundas, lo que hace aún más misterioso que los cadáveres estuvieran bien ordenados.

Esta pregunta – la muerte en el océano superficial o profundo – es lo que atrajo a McMenamin. “Yo era consciente de que cada vez que hay controversia acerca de la profundidad, es probable que haya algo interesante”, dijo McMenamin. Y cuando comenzó a buscar los fósiles, McMenamin quedó impactado por su rareza. “Quedó muy claro que algo muy extraño estaba sucediendo allí”, dijo McMenamin. “Fue una configuración muy extraña de los huesos.”

En primer lugar, los diferentes grados de grabado en los huesos sugiere que los shonisaurs no fueron muertos y enterrados al mismo tiempo. También parecía que los huesos habían sido deliberadamente reorganizados. Esto le hizo pensar acerca de un depredador marino moderno que es conocido por su capacidad para la manipulación inteligente de restos de presas.

“Los pulpos modernos lo hacen”, dijo McMenamin. ¿Y si hubiera una especie antigua, muy grande, de pulpo, como el Kraken de la mitología. “Creo que estas cosas fueron capturados por el kraken y sus restos depositados tras ser devorados”.

En el yacimiento de fósiles, algunos de los discos vertebrales del shonisaurus están dispuestos en curiosos patrones lineales con una regularidad casi geométrica, explicó McMenamin. La propuesta es la de un kraken del Triásico, que podría haber sido el invertebrado más inteligente que nunca haya existido, que sabía disponer los discos vertebrales en patrones de doble línea, con piezas individuales de anidación de una manera parecida a como si fueran parte de un rompecabezas.

Aún más espeluznante: Las vértebras dispuestas se asemejan a los patrones de un tentáculo de cefalópodo. En otras palabras, el disco vertebral puede representar los primeros autorretratos conocidos.

Pero, ¿podría un pulpo realmente haber cazado estos enormes reptiles nadadores depredadores? Nadie lo hubiera creído hasta que el personal del Acuario de Seattle recurrió a una cámara de vídeo para averiguar qué estaba matando a los tiburones en uno de sus grandes tanques de agua. Se sorprendieron al descubrir que el asesino era un gran pulpo que había en el mismo tanque. “Creemos que este cefalópodo en el Triásico estaba haciendo lo mismo”, dijo McMenamin. Entre las evidencias de los ataques del kraken están la existencia de muchas costillas rotas en los fósiles de shonisaurus y el cuello torcido de los ictiosaurios.

Por supuesto, es el crimen perfecto, porque los pulpos del Triásico eran en su mayoría de cuerpo blando y no se fosilizaron bien. Sólo sus picos, o partes de la boca, son duras y las posibilidades de los que se conserven cerca son muy bajos. Esto significa que las pruebas del asesino Kraken son circunstanciales, lo que puede dejar a algunos científicos bastante escéptico. Pero McMenamin no está preocupado. “Estamos listos para esto”, dijo. “Tenemos un caso muy bueno”.

hace 2528 días

Algunos grandes dinosaurios migraban en busca de agua y comida

Los dinosaurios saurópodos, los vertebrados más grandes que han existido en la Tierra, emprendían migraciones estacionales en busca de agua y alimento, según un análisis comparativo de dientes fósiles de esos animales y de muestras de suelo. La investigación, por ahora, se reduce a especies concretas (Camarasaurus) cuyos restos proceden de yacimientos del oeste de Norteamérica, y los científicos necesitan más datos antes de poder determinar si las migraciones eran una característica general de estos saurópodos o si era una respuesta a situaciones concretas de escasez aguda de agua y alimentos en determinadas zonas.

Es complicado averiguar si unos animales que vivieron hace millones de años tenían o no costumbres migratorias. Pero los científicos logran hacer frente a este tipo de retos con enfoques experimentales creativos. Henry C.Fricke (Universidad de Chicago) y sus colegas han analizado la composición del esmalte de los dientes (32 fósiles) de Camarasaurus y muestras de suelo remoto y han comparado la proporción de isótopos estables, según explica en la revista Nature. Los datos isotópicos suponen un registro de lo que los animales comían y bebían, así como del territorio que ocupaban. Con este método los científicos logran identificar los desplazamientos de los dinosaurios por su entorno. La conclusión es que estos saurópodos se desplazaban hasta 300 kilómetros desde terrenos bajos hacia los terrenos más altos, y seguramente estas migraciones eran estacionales.

Leer más +

hace 2601 días

Hallan la madriguera de un descomunal «kraken» prehistórico

Se trata de un monstruo marino de 30 metros, quizás un pulpo o calamar gigantes, capaz de devorar a los mayores depredadores de la época. Un enorme monstruo marino de más de treinta metros de largo, probablemente un gran pulpo o un calamar gigante, pudo surcar los océanos del Triásico, hace más de 200 millones de años. Similar al mitológico kraken, este coloso de las profundidades era capaz de "merendarse", literalmente, a los mayores depredadores de la época. No hay evidencias directas de su cuerpo, pero un grupo de paleontólogos norteamericanos afirmanhaber encontrado su guarida.

El animal, según afirma Mark McMenamin, del Mount Holyoke College, en Massachussets, era tan grande como para capturar con sus tentáculos a ictiosaurios de 15 metros de largo, romperles el cuello y arrastrarles hasta su escondrijo para devorarlos después. Toda una hazaña, ya que los ictiosaurios, grandes reptiles marinos que recuerdan por su forma a los delfines, estaban considerados hasta ahora como los auténticos reyes de los mares triásicos.

Para McMenamin, la razón de que no se hayan conservado restos directos de la bestia es que, como los calamares de hoy, su cuerpo era blando y se descomponía rápidamente tras su muerte, impidiendo el proceso de fosilización. Sin embargo, el paleontólogo está convencido de haber encontrado suficientes "pruebas circunstanciales" que demuestran su existencia.

La evidencia principal de que el kraken existió, y de sus cruentos ataques, procede de las marcas encontradas en los huesos de nueve ictiosaurios de unos 15 metros de largo, de la especie Shonisaurus popularis (arriba) que vivió durante el Triásico, entre hace 248 y 206 millones de años. McMenamin lleva años intentando resolver el misterio que envuelve la muerte de estos nueve reptiles marinos del Berlin-Ichthyosaur State Park, en Nevada. Hasta ahora, la única explicación era que habían sucumbido a la súbita aparición de una clase tóxica de plancton. Pero el paleontólogo tiene una versión muy diferente.


Desde que llegó por primera vez al yacimiento, McMenamin se quedó sorprendido por la extraña disposición de los huesos de los ictiosaurios, que sugería que no todos habían muerto al mismo tiempo. Es más, todo parecía indicar que los restos habían sido colocados en esa posición con un propósito concreto, de una forma que recuerda a lo que hacen los pulpos actuales con sus presas cuando las llevan a sus madrigueras.

Las marcas en los huesos de los desafortunados Shonisaurus popularis sugieren, según el investigador, que una criatura parecida a un pulpo o a un enorme calamar ahogó a los ictiosaurios y les partió el cuello. Y que el santuario de Nevada no es más que el cubil del monstruoso depredador que acabó con todos ellos.

Leer más +

hace 2614 días

Plumas de dinosaurio conservadas en ámbar

Los especímenes dan nuevas pistas sobre el aspecto que tendrían algunos de esos animales de hace entre 70 y 85 millones de años.

Los huesos de dinosaurios abundan en el registro fósil mundial, pero mucho más escasa es la información directa del plumaje que cubría el cuerpo de muchos de ellos. De ahí la importancia de un tesoro descubierto ahora de plumas de dinosaurios y de aves conservadas en ámbar, procedente de Alberta (Canadá), y con una antigüedad comprendida entre 70 y 85 millones de años (los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones). El hallazgo ofrece una oportunidad única para los científicos de conocer la estructura e incluso el aspecto cromático de aquellos dinosaurios, que tendrían plumaje de colores difusos (marrones, grisáceos, negros...) similares a aves actuales, con plumas moteadas y translucidas.

Además del interés que tiene la coloración de los dinosaurios, el hallazgo del ámbar de Alberta, permite a los investigadores examinar la morfología y la función de sus plumas, así como conocer mejor su evolución. "El plumaje especializado para el vuelo y para la natación subacuática había evolucionado ya en la aves del Cretácico superior", escriben Ryan C. McKellar (Universidad de Alberta) y sus colegas en la revista Science.

Estos científicos han descubierto 11 especímenes de plumas o protoplumas en el análisis de más de 4.000 piezas de ámbar recuperadas en la zona del lago Grassy (Alberta) que forman parte de las colecciones del Museo Royal Tyrell de Paleontología y de la Universidad de Alberta. Los especímenes abarcan cuatro fases distintas de evolución de las plumas, incluidos filamentos similares a las protoplumas de dinosaurios no avianos que se desconocen en las aves modernas, a la vez que plumas ya mucho más complejas y parecidas a las actuales.

Leer más +

hace 2641 días

Hallado en Tíbet el abuelo del rinoceronte lanudo. Un nuevo fósil apunta a que el animal conquistó Europa desde Asia
La enorme calavera de un rinoceronte que vivió hace más de tres millones de años acaba de aclarar uno de los grandes misterios de la paleontología. Durante miles de años, las zonas frías del norte de Eurasia y Norteamérica estuvieron dominadas por mamíferos de enormes dimensiones a los que los expertos engloban en un temible grupo conocido como megafauna. Entre ellos estaban el mamut y el rinoceronte lanudos, cuyos cuerpos estaban cubiertos de una generosa mata de pelo para sobrevivir a la glaciación. Las pruebas actuales sugieren que los ancestros de los mamuts llegaron desde zonas cálidas de África. En cambio, la cuna de los rinocerontes era un misterio hasta hoy. Un estudio publicado en Science mantiene que el primer hogar del rinoceronte lanudo estuvo a los pies de la montaña más alta del mundo. Allí, en el Himalaya, un grupo de investigadores de China, EEUU y Europa ha descubierto al que, por ahora, es el rinoceronte lanudo más viejo que se ha hallado nunca. Leer más en http://www.publico.es/ciencias/394124/hallado-en-tibet-el-abuelo-del-rinoceronte-lanudohace 2656 días

Hallan huellas de dinosaurios polares australianos

Los dinosaurios colonizaron todo el planeta durante el Cretácico, e incluso llegaron a la Antártida y otras zonas del hemisferio sur, donde se han encontrado algunos fósiles, cuando el ecosistema era más cálido que ahora. Ahora, un equipo de paleontólogos de la Universidad de Emory (Estados Unidos) ha encontrado más de 20 rastros de huellas muy bien conservados que aportan nuevas pistas sobre la forma de vida de aquellos reptiles hace más de 100 millones de años.

Las huellas fueron encontradas por el paleontólogo Anthony Martin, un experto buscador de rastros, huevos y refugios de estos animales, el pasado 14 de junio, en unas rocas sedimentarias de la costa de Victoria, la remota playa de Milanesia, dentro del Parque Nacional Otways (Australia).

Ya el día anterior había observado unas ondulaciones en las rocas caídas desde el acantilado, que formaban como el refugio de algún insecto. "Esas ondulaciones y madrigueras indicaban que era un terreno sedimentario de aluvión, un lugar propicio para encontrar rastros de dinosaurios polares", explica el investigador.

Distintos tipos de ictitas

Y así era. Uno de los bloques contenía cerca de 15 rastros, uno de ellos con tres huell.as consecutivas dejadas allí por pequeños terópodos, no mayores que un pollo actual, que se consideran los ancestros de las aves actuales. Siguiendo por los acantilados, a unas tres horas de camino, encontraron un segundo bloque con ocho rastros más. Algunos eran también de ejemplares pequeños, como los anteriores, pero otros las hicieron terópodos tan grandes como grúas. "Ambos bloques creemos que estaban en el mismo nivel rocoso, que era la superficie por la que caminaron aquellos dinosaurios", apunta Martin.

Leer más +

hace 2678 días